Tiene un aroma singular; rico, intenso, sabroso (ojo, en algunas se abusa un poco de la sal y hay personas que vigilan mucho la ingesta de este alimento, u otras ni siquiera puedan tomarlo), se puede comer como aperitivo (generalmente) o como primer plato junto con unas rebanadas de pan tostado con tomate. Las mejores, ya sabes, las tienes en la comunidad autónoma de Cantabria (en el país vasco hay unas riquísimas también). Son las anchoas, también conocidas como la familia Engrauliae, donde además de nuestra protagonista, existen otros géneros como la anchovia, la cetengraulis, la coilia, la Thryssa o la Lycengraulis.

Pero nos centraremos en las anchoas, que te aporta no sólo una importante dosis de placer gastronómico, sino otras muchas cosas. Pasamos a detallarte las cualidades de este alimento que pertenece al grupo de los pescados en conserva:

  1. Las anchoas en aceite son un alimento rico en vitamina D. Te informamos que por la ingesta de 100 gramos te aportarán una importante dosis de ésta. Motivo fundamental para consumirlas.
  2. También, destaca, por tener una cantidad notable de sodio. Concretamente de 3930 mg por cada 100 gramos.
  3. Zinc: según afirman expertos en consumo alimenticio, las anchoas son uno de los alimentos con más zinc.
  4. Calcio y proteínas: esta conserva, protagonista en nuestro post de hoy, posee buenas dosis de los citados elementos. Concretamente, 273 mg por cada 100 gramos y 29 mg cada 100 gramos, respectivamente.
  5. Otros, muy importantes también: hierro, fibra, potasio, yodo, magnesio y carbohidratos.

La repuesta en tu cuerpo tras ingerir anchoas es muy positiva. Te detallamos algunos de los beneficios que te reportarán:

Dada su alta cantidad de proteínas, es muy recomendable para el desarrollo muscular. Son especialmente aptas también para la infancia, la adolescencia y el embarazo, ya que en estas etapas es necesario un extra de aporte de este nutriente.  Así mismo, son buenos para los huesos debido a su alta cantidad de calcio. Al igual que el zinc, que facilita a nuestro organismo la asimilación y el almacenamiento de la insulina. Por último, destacar que contribuye a la madurez en el desarrollo y ayuda en el proceso de crecimiento, además de ser beneficioso para el sistema inmunitario, la cicatrización de heridas y la metabolización de proteínas.

Ya lo sabes, amigo de Restaurante Babia, debes comer anchoas. Nosotros las traemos del Cantábrico y están deliciosas. ¿Te animas a picar unas cuantas? ¡Te esperamos!

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies